Boletín CVX Adultos – 22 de noviembre

logo-boletin-nuevo

¡Necesitamos voluntarios para esta Navidad!

El 24 de diciembre a las 19.30 hrs. se realizará de la misa de Navidad de CVX. Necesitamos voluntarios para la organización de la misa y el coro. Un pequeño apostolado del que gozará toda nuestra comunidad. Favor inscribirse en: santiago@cvx.cl.

________________________________

encuesta-papal

03 vida esp

Padre Adolfo Nicolás

(para una reunión de comunidad)

Compartimos con ustedes el texto de la presentación que el padre Nicolás realizó en la Asamblea Mundial de Líbano.

Es un material muy inspirador para los procesos que nuestras comunidades pueden estar efectuando.

CVX Nacional nos ha sugerido preguntas para desarrollar el diálogo en comunidad:

1) ¿Cuál es la novedad que encuentro presenta el texto?
2) ¿Cuáles son los puntos más importantes que destacaría del texto?
3) ¿Cómo me afecta en lo personal en mi vida lo planteado por el texto?
4) La acción que hemos estado  haciendo en nuestra comunidad pequeña están con un lenguaje de identidad – profético o de sabiduría?
5) ¿Cómo  podríamos en comunidad avanzar en llevar hacia el exterior un apostolado intelectual?

Descargar aquí.

____________________________________________________________________

Slide_Planificarunnuevoano

02 vida com

Pastoral de la diversidad sexual:

“Todos somos importantes ahora.”

Wladimir-Sepúlveda-21-Rancagua-450x371-300x247Con estas palabras, en un mail apresurado, Pedro Labrín nos convocó a la velatón que se iba a hacer por Wladimir Sepúlveda, el joven que agonizaba en el Hospital de Rancagua tras una  golpiza feroz que, por supuestos motivos homofóbicos, lo dejaría en estado vegetal. ¿Qué hay en este hecho que nos conmueve hasta lo más profundo? ¿Por qué un grupo de personas de profesiones y  estilos de vida tan diferentes pueden verse movidos hasta trasladarse a San Francisco de Mostazal?

Suponemos que porque también nosotros somos homosexuales.

Alcanzamos a ser un puñado de ocho personas cargados algunos de miedo, incertidumbre, deseos de ser presencia, de contener esa pena infinita… Nuestro dolor compartido era efectivamente porque nos duele que uno de los nuestros yazga en la sala de hospital con un pronóstico desesperanzador, pero la revelación de esa noche fue aún más lapidaria…

Uno de los primeros hechos que nos llamó la atención fue la organización dispuesta por la familia; la velatón partía en una plaza, a orillas de la línea del tren, para terminar en el lugar donde fue encontrado Wladimir, al frente de la plaza.  La razón de lo primero la encontramos en una sencilla explicación:”Aquí nos reunimos porque es donde ha jugado alegre”. El espacio era una sencilla plazoleta de pueblo, con los balancines de rigor, algunas concesiones a la modernidad con las nuevas máquinas de ejercicios y el pasto que sale a orillas del camino como buenamente puede.

En ese lugar, como para mantener ese espíritu, la familia colgó letreros en la reja que separaba la plaza de la vía férrea “Fuerza Wladimir” y “Justicia por Wladimir”. Sin embargo, pronto la ilusión de recrear los espacios en los que Wladimir era feliz, fue transitando hacia el dolor, hacia un Vía Crucis. Pedro invitó a hablar a la familia y los vecinos para reproducir, como en un caleidoscopio, quién era ese Wladimir que aparece en la prensa como una noticia, para rescatar a la persona a la que quieren en todas sus dimensiones, más allá de los lugares comunes de los medios.

Primera estación:

“Wladimir pedía monedas en la plaza, habían dicho algunos vecinos, pero siempre era respetuoso”; otros se quejaban de la ausencia de las autoridades, la sensación de injusticia permanente para los pobres. Frente a esto la voz de Elsa, la hermana valiente que señalaba: “aunque haya cometido errores, no justifica que me lo dejen así…”.

Un par de días después le amenazan. Ya no habla con los medios.

Segunda estación:

Desgranando oraciones y cantos, nos desperdigamos caminando a la orilla del tren, por un sendero sinuoso que nos llevaría hasta el sitio donde encontraron a Wladimir. La luz de las velas, el canto fervoroso, gastado; una guitarra rosada, como rara paradoja, marcaban este caminar. Nos detenemos a mitad de nuestra ruta: la casa en la que Wladimir vivía con su abuela.

Una casita de maderas disparejas, sin ventanas.

Sin nombre, sin número.

Tercera estación:

Plaza de San Francisco.

Cincuenta velas alrededor de un banco. El dolor y la esperanza de que cada vela abra un espacio de luz para Wladimir.

Quena Valdes y Pedro Labrín concluyen la oración recordándonos la dignidad humana, la calidez del dolor compartido, la valentía, la indignación.

Hay una resistencia a abandonar ese espacio de comunidad que se ha generado. Poco a poco nos vamos apartando, para que queden ellos en la intimidad de su dolor.

Quedan las velas. Cuidadosamente pegadas en la vereda. Alguien grita desde lejos a uno de nosotros: “hueco culiao, ándate”.

Tres estaciones de este vía crucis.

Ten piedad, Señor. Ayúdanos a oponernos a cualquier estructura del mal. Y a rescatar a todos tus hijos, víctimas y agresores. Porque no has creado nada que fuera malo.

deinteres

La trata de personas: esclavitud moderna

Respondiendo a un deseo del Papa Francisco, las Pontificias Academias de las Ciencias y de las Ciencias Sociales junto a la Federación Internacional de las Asociaciones de Médicos Católicos, organizaron un seminario los días 2 y 3 de noviembre en la Casina Pío IV para abordar el tema de la trata de personas y la esclavitud moderna a fin de establecer el real estado de la situación y una agenda para combatir este horrible crimen. Ver más.

_____________________________

Los obispos de Bolivia, Chile y Perú: es el momento de mayor integración humana

Tres días de encuentro en La Paz. Los desafíos y oportunidades. La religiosidad popular traspasa las fronteras.

Ver más.

_____________________________

El hombre con una rara enfermedad que conmovió al Papa cuenta su historia

manLas imágenes del Papa Francisco abrazando a un hombre con una extraña enfermedad en la Plaza de San Pedro, Roma, dieron la vuelta al mundo. Como ya es costumbre, el Pontífice sorprendió con otro acto fuera de protocolo y cobijó tiernamente a Vinicio Riva, un italiano de 53 años que sufre neurofibromatosis, una enfermedad neuronal que produce tumores en la piel y deformidades en los huesos.

El diario Daily Mail lo entrevistó, y Vinicio Riva recordó con alegría el momento en que fue abrazado por el sumo pontifice. “Sentí que el corazón se me salía del cuerpo. Fue el paraíso, él nunca dudó en abrazarme”, le contó al periódico. Ver más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: